kuentero

Cuentería es un arte antiguo consistente en el recuento por medio de palabras, imágenes y sonidos de historias reales, anecdóticas o imaginarias. Historias o cuentos han sido compartidos en cada cultura y país como un medio de entretenimiento, educación, preservación de la cultura, del conocimiento y de los valores. Elementos vitales a la cuentería incluyen una trama y los personajes así como el punto de vista del cuentero. Las historias son frecuentemente utilizadas para dejar una enseñanza, explicar o entretener.   La cuentería es además elemento de la tradición oral de cada pueblo.

La aparición de las tecnologías han cambiado las herramientas de los cuenteros. Las maneras más originales de la cuentería incluyen los gestos, expresiones y descripciones orales. Las pinturas rupestres encontrados por arqueólogos en antiguas cavernas datadas incluso de la prehistoria, son consideradas parte de la cuentería. Con la invención de la escritura, estas pasaron a ser registradas y transcritas en amplias regiones de la tierra. Con el desarrollo de las tecnologías, las historias han sido conservadas en diferentes medios como el cine, la televisión, la radio, el Internet y otros. Las tecnologías también han permitido que antiguos relatos ancestrales de pueblos que permanecen en ambientes naturales hayan sido registrados, conservados y estudiados como objeto de las ciencias sociales.

Término

Cada vez más narradores de historias en diversas partes del mundo comienzan a usar este término para definir su oficio dentro de una dimensión profesional. Los teóricos de la oralidad se dieron cuenta de la importancia de unificar ciertos términos para poder avanzar en la observación y discusión sobre el tema, porque si bien el narrar cuentos es un acto personal que puede tener diversos enfoques, todos ellos válidos, a la hora de intercambiar opiniones se hace necesaria una mínima convención que permita la comunicación.

El cuentero

El término “cuentero” en castellano indica aquella persona que “cuenta cuentos” y que “escribe cuentos”[1]. De ahí se derivan otras maneras más populares de denominarlo que pueden variar en las diferentes regiones hispanoamericanas: “Cuentacuentos” y “cuentista” son dos de ellos.

Para muchos estudiosos el término “cuentacuentos” es limitante por su significado: limita al género cuento, sabiendo que los cuenteros también cuentan leyendas, mitos, poemas y canciones, entre otras posibilidades. Limita además a un solo tipo de actividad (contar), cuando en realidad muchos cuenteros son también autores de sus propias obras. Además, la palabra “cuentacuentos” no se encuentra en el Diccionario de la Real Academia Española, mientras que “cuentero” sí está reconocido en él como el que cuenta.

Cuenteros en América Latina

El cuentero dentro del mundo hispanoamericano tiene una riqueza ampliamente reconocida en Latinoamérica dada su historia de encuentros culturales y la convivencia entre lo natural y lo urbano, las culturas indoamericanas, afroamericanas, hispanoamericanas y mestizas. Un continente que reune la cosmogonía africana, europea y precolombina crea una riqueza cultural que se hace materia de intenso estudio. La cuentería como elemento vital de la tradición oral, ha sido instrumento para el estudio de ciencias como la antropología y la historia en un continente en donde se pensaba que su historia registrable comenzaba sólo con el ingreso del europeo en tierras americanas. Por el contrario, la presencie de seres míticos, leyendas, anécdotas e incluso historias inventadas, denotan en cambio elementos inspirados en lejanos acontecimientos históricos.

Más recientemente el movimiento de cuenteros en Latinoamérica se origina en la década de los 60 del siglo XX, coincidiendo en parte con el boom de la literatura hispanoaméricana. Si bien existían sólidas iniciativas particulares en muchísimas partes del mundo, es cierto que sólo en los últimos años se ha logrado una organización y comunicación entre éstas, generándose un real movimiento de cuenteros en el ámbito mundial.

En América Latina dicho movimiento se ha fortalecido y posicionado frente a las otras artes, siendo cada vez menos frecuente el rescate de la tradición oral y aumentando los espectáculos de oralidad que manejan un contexto actual, que no intentan rescatar ninguna tradición sino reflejar la realidad y generar una reflexión más allá del mero entretenimiento.

Aunque subsisten los cuenteros tradicionales, incluso éstos presentan técnicas novedosas e incorporan el carácter social en su trabajo.

Fuente:  http://www.narrador-danielsantos.blogspot.com/

Gracias por visitar KUENTERO

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: